Descarga la aplicación móvil gratuita de tu centro comercial Nueva Condomina ? Número de clics

El estampado de lunares vuelve con fuerza

Total Look20/06/2019

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

El estampado de lunares vuelve con fuerza

El estampado de lunares sin duda se ha convertido en el estampado del verano.

El print más español, ha pisado fuerte en las pasarelas de todo el mundo. También ha sido el protagonista del street style y ahora las tiendas low cost nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades con este estampado. Es cierto que aunque el estampado de lunares es el protagonista del verano, viene con un cierto aire renovado predominando los colores llamativos e incluso colores neón y dejando atrás la típica combinación en blanco y negro.

La moda es cíclica y las modas van y vienen y los lunares han estado presentes siempre.

Cuando hablamos de lunares es inevitable pensar en los trajes de flamenca y es que esta prenda se remonta a finales del siglo XIX y a principios del XX. Las trabajadoras que vendían en la feria vestían batas abotonadas con volantes y lunares. El estampado llamó mucho la atención entre los más ricos y en 1929 se convirtió en el estilismo oficial de la Feria de Abril.

En el ámbito internacional, el origen de los lunares viene de la polca, el baile Checo que se puso de moda en 1830 y que requería un tipo de prendas con topos. De ahí viene el nombre de "polka dots".

Cien años más tarde, los lunares volvieron a ser tendencia gracias a Minnie Mouse, que vestía una falda roja con lunares blancos y causaron gran sensación. En los años 50, el estampado de lunares vivió uno de sus momentos de máximo esplendor, posicionándose como uno de los estampados más retro del momento. Y en los 70, el furor por los lunares volvió.

En los años 90, resurgió de nuevo la fiebre por los lunares gracias al vestido marrón con lunares blancos que lucía Julia Roberts en la película Pretty Woman. Este vestido tuvo tanto éxito que no sólo triunfó tras el estreno de la película, hace un año volvió a ser tendencia.

Esta temporada muchos diseñadores han vuelto a apostar por esta tendencia. Carolina Herrera en su desfile primavera-verano 2019, nos mostró una colección preciosa en la que los lunares y las flores se mezclaban. Celine abrió su desfile primavera-verano con un mini vestido con lazada XL con lunares en blanco y negro. Y ahora los lunares están por todos lados porque son los absolutos protagonistas del verano.

Tres tendencias en un sólo look

El look que os enseño hoy fue un flechazo porque lo tiene todo y une varias tendencias. En primer lugar es de lunares y no en un color habitual de este estampado. En segundo lugar, son dos piezas y una de ellas es un crop top. Y por último, es de lino, el tejido por excelencia del verano.

Lo que me gusta de este tipo de conjuntos es que podemos hacer un total look, o combinar por separado las prendas. Como podéis ver, me he decantado por la primera, una opción rápida, visualmente atractiva y sin complicaciones. Pero como siempre, los complementos juegan un papel muy importante para aportar un toque personal. En un outfit tan veraniego como éste no podía faltar un bolso de fibras naturales que he acompañado con un pañuelo estampado. Y tampoco podía faltar unas gafas de sol para poner el toque final al look. 

Estas dos piezas pueden llevarse de muchas formas, pero en esta ocasión me apetecía combinarlo con un zapato plano de rejilla. Si os apetece también podéis combinarlo con unas sandalias de tacón o con sneakers.

Las dos piezas podéis encontrarlas en Stradivarius, el bolso es de Mango, el pañuelo de Bershka, los zapatos de Zara y las gafas de Bimba y Lola.

¡Un besazo y hasta la próxima semana!

Por Ángeles y diablillos

Mostrar en el mapa

Horarios de Apertura

De lunes a sábado de 10  a 22 h

Contacto

968 813 919
  • Bershka en las redes sociales:
Ver la tienda Bershka Nuestras otras tiendas
Mostrar en el mapa

Horarios de Apertura

De lunes a sábados y festivos de apertura de 10 a 22 h 

Contacto

968 81 31 77
  • Bimba y Lola en las redes sociales:
Ver la tienda Bimba y Lola Nuestras otras tiendas
Mostrar en el mapa

Horarios de Apertura

De lunes a sábado de 10 a 22 h

Contacto

968 813 848
  • Mango en las redes sociales:
Ver la tienda Mango Nuestras otras tiendas
Mostrar en el mapa

Horarios de Apertura

De lunes a sábado de 10 a 22 h 

Contacto

968 813 131
  • Stradivarius en las redes sociales:
Ver la tienda Stradivarius Nuestras otras tiendas
Mostrar en el mapa

Horarios de Apertura

De lunes a sábado de 10 a 22 h 

Contacto

968 813 241
  • Zara en las redes sociales:
Ver la tienda Zara Nuestras otras tiendas

Otras noticias

#JustAsk

Respondemos en 1h
De lunes a jueves de 9-14 y de 16-19
Viernes de 9-15

Haz tu pregunta
Horarios de apertura

Abierto de lunes a sábado
de 10:00 a 22:00 horas

Top