VOLVER

El chaleco vuelve y se queda

Por Ángeles y diablillos

Los chalecos de punto son tendencia para vestir a capas y dar nueva vida a vestidos, monos, pantalones o blusas. No es nada nuevo, ni que no hayamos visto antes, pero desde que Isabel Marant puso de nuevo el chaleco de lana en el punto de mira, numerosas marcas low cost han sacado sus modelos y será la prenda que renueve tu armario este invierno.
Seguramente recuerdas a tu abuelo llevando un chaleco de punto encima de las camisas. Pues así es la moda, vuelve versionada y mejorada para elevar nuestros looks y sacar lo mejor de ellos. 

¿Cómo llevar el chaleco de punto?

Es una prenda con gran poder de transformación, ya que con un simple gesto convierte un look sencillo en un look con mucho rollo y a la última. Puedes llevarlo sobre jerséis finos, sobre blusas con las mangas abullonadas, sobre camisas básicas e incluso sobre monos y vestidos tanto cortos como largos. De esta forma añadirás un plus a cualquier look por básico que sea. Además, conseguirás darle uso a muchas prendas que solo te las pones cuando llega el buen tiempo y que tienes guardadas durante el invierno. 

Consigue el efecto hombros cuadrados que tanto nos gusta esta temporada

Muchos de los chalecos que estamos viendo vienen diseñados para conseguir el efecto hombros cuadrados que es máxima tendencia este invierno.

¿Dónde podéis encontrar las prendas de mi look?

He elegido un vestido midi morado con lunares amarillos y lazada en el cuello, otra de las grandes tendencias de la temporada. El vestido lo he encontrado entre las últimas prendas de rebajas de Zara y ha sido un chollo. Sobre él, llevo un chaleco amarillo pastel con bordados, convirtiéndose en el auténtico protagonista del look. El chaleco de punto también es de Zara. Lo he complementado con unas botas cowboy de Rumbo y boina en color amarillo de H&M. El resultado, un look muy trendy con ciertos aires setenteros.

Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy y que os sirva de inspiración para introducir el chaleco en vuestros outfits.

Un beso y hasta la próxima semana.

Ángeles y diablillos