VOLVER

Ganas de comprar en Nueva Condomina

Por Ángeles y diablillos

¡Hola a todos! Espero que estéis bien después de este largo y duro período desconectados. Han sido tiempos difíciles, pero parece que poco a poco, vamos viendo la luz con la nueva normalidad.

Si algo bueno he sacado de todo esto, es que he aprendido que la felicidad está en las pequeñas cosas, y que hay que vivir cada momento intensamente.

Tenía muchas ganas de volver a Nueva Condomina, el lugar donde tantos ratos buenos he pasado. Y, por fin, hace unas semanas llegó el momento. El Centro Comercial abrió sus puertas extremando todas las medidas de seguridad y haciendo de Nueva Condomina un lugar seguro de ocio y compras.

Un lugar seguro donde realizar tus compras:

Han instalado controles de acceso en las puertas del Centro.

Nada más entrar, encontrarás alfombras para limpiar los pies y gel desinfectante de manos. Por supuesto, el uso de mascarilla es obligatorio.

Además verás a lo largo de todo el Centro Comercial líneas de guiado y marcas para mantener una distancia de seguridad social prudencial.

Los baños se desinfectan después de cada uso.

Todo el personal del centro va equipado con equipos de protección. 

Esto solo son algunas de las medidas de seguridad que el Centro Comercial ha tomado. Además, dentro de cada tienda, tienen sus propias medidas y protocolo de seguridad, como geles de manos hidroalcohólicos, o desinfección de las prendas y probadores después de cada uso.

Igualmente los restaurantes, también tienen medidas estrictas, para que te sientas seguro en todo momento.

Compras con descuento:

No sé si os ha pasado a vosotros, pero yo después de estar tanto tiempo en casa, me moría de ganas de comprar, de nueva colección y de prendas coloridas con sabor a verano. ¡Y qué mejor que hacer tus compras con descuento!. Las rebajas aún no han llegado, pero son muchas las tiendas que ofrecen grandes descuentos en artículos de nueva colección. Es una oportunidad estupenda para renovar el armario antes de las deseadas rebajas.

Sabores que saben a gloria:

Otra de las cosas por las que me moría, era por volver a comer algunos platos, ensaladas, batidos o helados de mis restaurantes y cafeterías preferidos de Nueva Condomina. 

Como os decía al principio, la felicidad está en las pequeñas cosas.

¡Nos vemos pronto! Un besazo.